Haberse tomado hasta el agua del baño

“Ya pasaron las 8 clases, casi sin darme cuenta. Todo el mundo dice que cuando algo pasa rápido es porque fue divertido, o al menos interesante. Creo que ninguno de los dos adjetivos alcanza para describir este punto y aparte que da comienzo a mi nueva vida.

Por un lado no quisiera dejar nada sin mencionar, pero por otro después de escuchar los testimonios de todos ayer, tampoco quiero ser muy reiterativo en algunas cosas…

Siempre supe que había algo que hacía mal con las mujeres. Me di cuenta que nunca estuve dispuesto a invertir en una chica que realmente me guste por temor al rechazo, y siempre me conformé con las que me vinieron a buscar o de alguna forma se sintieron atraídas por mi. Mi meta desde un principio fue convertirme en una persona interesante, capaz de llamar la atención y crear atracción en la mujer que YO elija. Sinceramente no buscaba ni busco estar con 1 mujer diferente por noche, sino la posibilidad de no dejar nunca mas pasar de largo a las mujeres que me parecían interesantes, como venía sucediendo hasta antes de empezar el curso.

Hoy puedo decir que me llevo mucho mas que eso. Aún quedan muchas cosas por pulir en cuanto a mi personalidad Aven, pero que a dos meses de haber empezado un curso, muchas personas te digan “ey, estas drogado? desde cuando hablas con todos?” o “trabajabas acá? por qué conoces a todos?” o simplemente te mencionen que estás cambiado, que mayor señal que esa? Porque uno se puede sentir diferente de un momento a otro solo con una inyección de confianza que reciba, pero que lo noten los demás, es un claro ejemplo de que esto funciona, y recién empieza.

Eso por el lado de la personalidad. Por otro lado, como mencioné ayer, nos cambiaron el concepto de diversión. Hasta hace no mucho, haber pasado una buena noche era sinónimo de haberse tomado hasta el agua del baño y no acordarse de nada, pero no porque eso significaba diversión para nosotros, sino porque era el descarte, lo que nos quedaba por hacer después de 2 o 3 rechazos (si es que lo intentabamos) por no saber encarar a una mujer. Hoy yo se que eso no va a pasar mas, que no voy a estar nunca mas parado con un vaso en la mano contra una columna fichando culos. Cualquier momento puede convertirse en la mejor noche de mi vida.”.

Freddy – 33 años

¿TIENES ALGUNA CONSULTA?

LevantArte Social
Vease También
Suscribirse a newsletter